Foam Roller: El implemento para mejorar la flexibilidad muscular – Corpora Pilates

Aunque su aspecto te incita a usarlo de almohada provisional o cómo elevador, el foam roller tiene innumerables ventajas para los músculos y la membrana que los rodea. Te contamos un poco más del rulo, como se le llama coloquialmente, y sus beneficios en el entrenamiento de Pilates. Puedes adquirir el Curso de Foam Roller y de otros implementos aquí.

El foam roller o rodillo de espuma se usa para la actividad física y para la terapia. Dos factores a tener en cuenta en cuanto a su diseño son: la firmeza y un cierto grado de inestabilidad. Resulta importante fijarse en su presión y la fricción que realice tanto sobre el suelo como sobre las partes del cuerpo donde lo apoyemos.

Hasta hace muy poco tiempo no eran conocidos en el mundo del fitness. En el campo de la rehabilitación existían y existen implementos parecidos, pero sin la textura propia a un foam roller “moderno”.

Beneficios de usarlo en Pilates

Entre los efectos físicos destacan la mejora de la flexibilidad muscular y miofascial, la disminución del dolor y de la rigidez muscular, y la mejora de la propiocepción (la capacidad que tiene nuestro cerebro de saber la posición exacta de todas las partes de nuestro cuerpo en cada momento). Estos resultados están avalados por diversos estudios científicos. Del mismo modo, el automasaje con el foam roller produce una liberación miofascial (dolores en núcleos musculares) que tiene efectos no sólo físicos sino también emocionales.

También hay que destacar otra ventaja del foam roller: la de facilitar la movilidad articular cuando lo hacemos rodar en diferentes posiciones: con las manos, con el miembro superior con los codos estirados, con los pies y tobillos… Una gran cantidad de ejercicios desarrollados para bailarines, personas con fascitis plantar, post operados de los dedos de pie, etcétera.

Para concretar, una forma de aplicación exitosa es utilizarlo en base a la presión y el desplazamiento del rulo de espuma sobre zonas de las cadenas miofasciales, que constituyen ‘puntos gatillo’ y otras zonas de anclaje de la fascia (tejido conectivo de los músculos).

El foam roller comparte con otro implemento, las miniballs, efectos sobre el tejido muscular y miofascial tanto a nivel de una zona concreta como en cadenas musculares. En ocasiones son mejores las mini ball en sus diferentes tamaños, pero el foam roller proporciona un entorno más perceptivo.

Recursos para su utilización

Corpora Pilates ha realizado estudios de las posibilidades del rodillo y sus efectos. Así se han establecido también protocolos para una mejora física y una adaptación a los ejercicios Pilates.  También se han contrastado con la experiencia y se eligieron los más efectivos plasmarlos en un primer video y curso on-line. Puedes adquirir el curso de Maestra Laura Cabral en la sección Formación Online de la web

Concretamente, puedes encontrarlo aquí

Algunas de las aplicaciones terapéuticas del rodillo también están reflejadas, de forma básica, en el libro Pilates Terapéutico en varios de los protocolos que se describen. Y contamos con tablas de ejercicios especialmente destinadas a para bailarines/as y para pacientes con problemas de tobillos y post operados de los pies. Para Corpora Pilates es muy importante ajustar entrenamientos y tratamientos a cada necesidad. Es fundamental conocer los puntos de aplicación más idóneos y las maneras de actuar, con una metodología progresiva para tener el efecto beneficioso. De este modo, al poco tiempo de ejercitarse adecuadamente, con un rodillo como el foam roller, son evidentes los efectos.

La llegada a España del foam roller

Corpora Pilates importó los primeros rodillos de espuma en 2002, tras el Congreso de la International Association for Dance Medicine and Sciences (Iadms) en New York (2002). Tras la presentación de la ponencia “Foot morphology in ballet dancers and students” detectamos la efectividad que podría tener este implemento.

Luego descubrimos nuevos tamaños y texturas en el Congreso “Body Mind Spirit” aunque ya empezaban las iniciativas de ejercicios en el foam roller relacionados con el método Pilates por parte de Elizabeth Larkam y otras maestras Pilates. En ese momento, la maestra Laura Cabral trabajó un repertorio que incluía nuevas formas de aplicación para potenciar la propiocepción, el automasaje, la facilitación de patrones de movimiento que de otra manera son difíciles de realizar sin dicha ayuda y que dieron lugar a su presentación en numerosos talleres y seminarios por toda España y por varios países de sudamérica.


Leave a Reply


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
0

Tu carrito